Categorías
Blog

PAYby CALL soluciona el pago telefónico de reservas turísticas

El teléfono sigue siendo un canal esencial de contacto con el cliente en la amplia industria de los servicios turísticos. Desde las consultas meramente informativas a la contratación de servicios de lo más diverso, pasando por los acuerdos B2B y, por qué no, por el pago mediante tarjeta de crédito o débito, seguro que el teléfono sigue siendo una importante ventana al mundo.

Tus clientes finales, que al fin y al cabo están en modo “vacaciones”, quieren un servicio fácil y seguro. Y tú… tú quieres lo mismo: eliminar las posibles fricciones para que las transacciones sean rápidas y estén en concordancia con la regulación establecida. Hay desarrollos tecnológicos que automatizan y aseguran en proceso, facilitándote la gestión y la venta. ¿Conoces PAYby CALL?

Del transporte de personas a las centrales de reserva

Los casos de uso del pago seguro con tarjeta por teléfono son realmente muchos y muy variados. El ejemplo paradigmático que se suele presentar es el del cliente final que quiere alquilar una habitación de hotel: llama por teléfono y se le ofrece la opción de efectuar su reserva y el posible pago en la misma llamada telefónica.

En el ámbito del transporte de personas también se aplica de manera regular este método, sea en el alquiler de coches a título particular como en la contratación por parte del turoperador de vehículos de todo tipo, desde un transfer de pasajeros a los kayaks de una excursión de turismo activo.

Las centrales de reserva son otro espacio privilegiado para el sistema de pago telefónico con tarjeta. Alojamiento, actividades, comidas, eventos, vehículos… Prácticamente todo servicio turístico es susceptible de reservarse y de pagarse, a modo de tal o en su totalidad, con un alto grado de automatización y en consonancia con los estándares de seguridad de la industria de las tarjetas de crédito.

La reserva, el momento clave

La reserva es probablemente el momento de mayor fricción en el proceso de adquisición y compra de un bien o servicio, ese en el que el cliente paga pero todavía no tiene o disfruta lo que ha pagado. Las leyes no escritas del marketing nos dicen que ese momento ha de ser lo más inmediato posible, en términos de tiempo y de proceso.

reserva

Los intermediarios y los agentes humanos son los principales problemas en este sentido; los primeros nos “alejan” de nuestros clientes pasando la llamada de un lugar a otro, y los segundos suponen un importante coste económico (y no están libres de errores) que podía aprovecharse mejor en otras facetas de gestión o atención al cliente.

Así, si apostamos por una comunicación más directa y un alto estándar de seguridad mediante cifrado y buenas prácticas, estamos apostando por mejores niveles de servicio, mayores tasas de conversión y, en definitiva, una atención al cliente superior.

Las ventajas de PAYby CALL en la gestión de reservas

Si bien la seguridad tecnológica y la agilidad en la tramitación son los puntos fuertes que hacen de esta solución la idónea para el pago de reservas por teléfono, existen otras ventajas que no podemos desdeñar, porque son claves para la buena marcha de nuestro negocio:

  • Horario ininterrumpido. Muchos clientes potenciales aparecen a las horas más insospechadas, y no tenemos por qué dejar de atenderlos si tenemos un servicio activo durante las 24 horas.
  • Personalización del diagrama de flujo de llamadas. No solo se puede personalizar el mensaje grabado que escucha la persona que llama, también su “ruta” hacia nuestro producto o servicio.
  • Integración con otras herramientas. En esto tiempos es imprescindible que nuestro sistema de reservas se comunica con el correo electrónico, CRM, programas de reservas, etc.
  • Notificaciones y recordatorios por SMS. El SMS es una herramienta potente para enviar el comprobante de una transacción, un recordatorio de un servicio, aparte de para campañas de reselling o upselling.
  • Opciones de gestión automática. ¿Cancelaciones? ¿Cambios en los datos? Un buen sistema de reserva automatizado está preparado para implementar cambios o incluso realizar encuestas de satisfacción.