Categorías
Blog

PAYby CALL en la gestión y el recobro de deuda, la baza ganadora

PAYby CALL ofrece un servicio de pago telefónico seguro con tarjeta bancaria; y quien dice pago, dice cobro; porque al otro lado de cualquier transacción también hay alguien… Alguien al que a veces le cuesta cobrar. Para las entidades de recobro cualquier ayuda tecnológica es buena, en especial si tiene que ver con el cobro por teléfono.

Sabemos por los informes de ANGECO (Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro) que, dentro del nicho del recobro, el canal telefónico es el rey: más de la mitad de los contactos con los deudores se establecen por teléfono. ¿Es posible aprovechar este hecho para optimizar el recobro?

Algunos números

El mercado del recobro está fuertemente vinculado con el canal telefónico. A pesar del reciente desarrollo de otras vías (el correo electrónico, la mensajería instantánea o los callbots) que han venido a unirse a los mecanismos presenciales (presencial, correo físico), más del 56 % de los contactos con los deudores se establecen telefónicamente.

Además, el 65 % de los recobros por vía amistosa se realizan a través del teléfono, dando fe del peso específico de esta cuota de mercado (y que sin duda tiene todavía un gran margen de mejora); un enorme mercado que alcanza, a nivel europeo, unos mareantes 71.000 millones de euros.

La cruz, el límite de desarrollo de esta tendencia está en la falta de adecuación de los operadores telefónicos y otras empresas de servicios de telecomunicación inteligente a la regulación actual que protege los derechos de los consumidores y sus datos. Así, apenas una cuarta parte de las empresas europeas cumplen con los requisitos legales para cobrar por teléfono.

“Aquí te pillo…”

Sin lugar a dudas la gran virtud, el ingrediente del éxito por así decir del recobro telefónico con tarjeta, está en la fluidez que aporta al proceso telefónico de recobro (también llamado a veces “telerrecobro”), habilitando un pago inmediato totalmente conforme a la regulación en términos de privacidad y protección de datos personales y financieros.

deuda

La posibilidad de saldar una deuda de forma inmediata, sencilla y totalmente fiable, en la misma llamada en la que el operador de recobro contacta con el deudor, termina en un alto porcentaje de ocasiones con la recuperación de dicha deuda. En especial si hablamos de pequeñas cantidades (que constituyen el mayor trozo del pastel en este ámbito), la persona endeudada suele mostrarse más receptiva.

De esta manera se aprecia con facilidad cómo aumentan las probabilidades de éxito del recobro, evitando dilaciones innecesarias (el clásico “luego hago la transferencia”) que solamente pueden servir para reducir las opciones de que se efectúe el pago. En el mundillo de las ventas, funciona; en el de los cobros, también.

Un mayor rendimiento a un menor coste

Tampoco cabe desdeñar el factor económico dentro de la implantación de un sistema de recobro por teléfono con tarjeta como PAYby CALL. Como ocurre en cualquier empresa, las entidades de gestión de cobro necesitan abaratar costes para hacer sus procesos lo más eficientes que sea posible sin que el servicio a sus clientes se vea perjudicado.

En este sentido, la eliminación de la figura del agente humano no aporta solamente seguridad técnica al proceso; implica también necesariamente una importante reducción del gasto para las entidades de gestión de cobro, tanto en términos operativos como en otros aspectos (automatización de procesos, horarios ampliados, ahorro en posibles sanciones por incumplimiento de PCI DSS).

Conjugado con la profesionalización y formación continua que son ya la norma en el sector, las empresas de recobro están en el umbral de una nueva era en el que el cobro telefónico mediante tarjeta bancaria se erige como piedra angular para el crecimiento del negocio.